Dos de los mejores antesalistas del mundo defienden a la República Dominicana en el Clásico Mundial de Béisbol.

Pero aunque uno de ellos, Manny Machado, levantó al público de sus asientos, con su asombrosa defensiva ante Venezuela, es el otro, Adrián Beltré, quien todavía se mantiene en lo más alto, como el rey de América Latina en la posición.

Las diferencias son mínimas, ciertamente. Pero Beltré cuenta con un punto a su favor, que permite hacer el desempate: viene de ganar el Guante de Oro en 2016, su quinto en las últimas 10 campañas.

Casi no hay contraste entre ambas estrellas. De hecho, Machado ya suma dos galardones dorados, recibidos en 2013 y 2015, y los números que pusieron ambos en la temporada pasada parecen casi un calco.

Beltré viene de conseguir una línea ofensiva de .300/.358/.521, con 32 jonrones y 104 carreras empujadas con los Rangers de Texas.

Machado bateó para .294/.343/.533, con 37 cuadrangulares y 96 impulsadas con los Orioles de Baltimore.

Las semejanzas siguen, conforme se busquen otras cifras.

El de los vigilantes puso un OPS de .879, con 6.4 de WAR y 128 de OPS ajustado. El de los oropéndolas dejó un OPS de .876, con 6.7 de WAR y 128 de OPS ajustado.

El futuro pertenece a Machado. El californiano de raíces dominicanas es más joven. A sus 24 años de edad, recién empieza a vivir sus mejores torneos. Ha subido su producción consistentemente en 2015 y 2016.

“Él nos eleva con su gran nivel de juego”, declaró su manager Buck Showalter a MLB.com, hace no mucho. “Hace jugadas que nadie hace, logra cosas a la ofensiva que pocas personas consiguen. Es difícil hacer todo lo que él puede hacer”.

Beltré cumplirá 38 años de nacido en abril. Está en la última parte de su trayectoria, pero sin declinar. Le faltan 5 jonrones para 450, 9 dobletes para 600, 29 remolques para 1.600 y 58 hits para 3.000. Según MLB.COM.

“Es uno de los peloteros más duros que he conocido”, aseguró su piloto Jeff Bannister, también para MLB.com. “Es un verdadero campeón, un verdadero guerrero. Su personalidad es más bien discreta. Pero los números que ha puesto deberían llamar la atención de todos”.

El deseo de Bannister será realidad sobre todo el día en que su pupilo sea entronizado en el Salón de la Fama. Casi con toda seguridad, eso pasará cinco años después de su retiro, una fecha todavía imprecisa, dado su continuo rendimiento.

Machado será el rey indiscutible para ese momento. Showalter lo tiene claro.

“Es tan difícil de hacer lo que él hace, y que lo haga a tan temprana edad temprana, que no quiero suponer lo que va a hacer en el futuro”, expresó el timonel de los Orioles. “Es muy durable. Y le gusta jugar béisbol”.

Share.

Deja un comentario