Danilo Medina visita regiones inundadas por lluvias

0

El presidente Danilo Medina recorrió ayer varias provincias y sus respectivos municipios que fueron afectados por los torrenciales aguaceros que se registraron desde la pasada semana.

El mandatario descendió en helicóptero en la provincia Duarte, y penetró a las comunidades del Bajo Yuna, así como a Samaná, Monte Plata, San Cristóbal, hasta su municipio Cambita, donde el río Yubazo penetró al pueblo causando destrozos en vías y propiedades.

En Samaná caminó por las zonas afectadas y evaluó los daños dejados por las inundaciones recientes y supervisó los trabajos de recuperación que se llevan a cabo.

En el caso del Bajo Yuna, se recuerda que en junio del 2013 se dragaron 20 kilómetros, lo cual impidió que las inundaciones fueran mayores.

“Dragamos el río Yuna, si no lo hacemos hoy habría grandes pérdidas. Hay algunos muros rotos y es necesario un nuevo dragado porque se ha arrastrado mucha tierra”, expresó el mandatario.

En su visita al municipio Cambita, de la provincia San Cristóbal, Medina conversó con los vecinos del lugar, quienes le describieron la situación que vivieron y por la cual atraviesan.

Desde que iniciaron las lluvias, el mandatario ha estado atento a la situación e instruyó a los organismos de socorro adoptar todas las previsiones para salvar vidas humanas y propiedades.

Drama de inundaciones
El desbordamiento del río Yubazo destruyó la única vía de comunicación: un puente de madera construido hace tres años.

Julio César Pinales lleva tres días con la misma ropa, aquella con la que salió de su hogar y al cual no ha podido regresar, dejando del otro lado del río a su esposa, hijos y a su madre.

En la comunidad El Papayo, en Cambita, y El Pueblecito de la provincia San Cristóbal, la ayuda no ha podido llegar, por lo que algunos de sus residentes desesperados se arriesgan a cruzar el río en busca de alimentos y otras necesidades.

“Los colmados que están de aquel lado ya no tienen nada, la cañada también se metió y dañó todo”, expresó Pinales, quien contó que estaba trabajando cuando la comunidad quedó totalmente aislada.

Los aguaceros causaron el desborde de cañadas y del río, por lo que alrededor de 80 viviendas solo del lado de El Papayo fueron afectadas.

Ayer decenas de personas estaban en la orilla del acuífero en espera de ayuda, y según contaron moradores de la zona, Plan Social de la Presidencia acudió con raciones alimenticias pero por la falta de acceso del otro lado del río no pudieron llegar.

Otra dificultad es que los niños no han podido recibir docencia. La escuela básica de la zona queda en la carretera principal que comunica a Cambita con San Cristóbal.

Grandes daños
En todo el Distrito Municipal Cambita El Pueblecito y el municipio Cambita Garabitos, deslizamientos de tierra, desbordamientos de cañadas y ríos han afectado unas 300 viviendas, de acuerdo con el encargado de la Defensa Civil de la zona, Juan Cabral Ortiz.

Las personas continúan con los ajuares en los patios, algunos de ellos inservibles. Colchones, muebles y electrodomésticos deteriorados se observan en cada comunidad, sobre todo en aquellas cercanas a quebradas.

De acuerdo con el alcalde de Cambita Garabitos, Gerson Rosario, en ese municipio 21 comunidades están aisladas, entre ellas Mucha Agua, Cumía y Mano Matuey.

Mientras que el alcalde del distrito municipal Cambita El Pueblecito, Edward Garabito, dijo que los mayores daños lo ha sufrido esa zona, afectando a cerca de 300 familias.

El río Yubazo creció tanto la tarde de ayer que los habitantes de Cambita manifestaron que nunca lo habían visto con tnta furia.

Sus crecientes dejaron incomunicado de nuevo a los municipios Cambita y Los Cacaos, de su común cabecera San Cristóbal, mientras que más de un centenar de personas debió buscar refugios.

Frente a este panorama, la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) anunció que hoy la vaguada continuará incidiendo sobre el territorio nacional, aportando la humedad suficiente para que continúen ocurriendo aguaceros, tormentas eléctricas y ráfagas de viento, aunque con menor intensidad y frecuencia que en días anteriores.

Informó que las precipitaciones serán hacia las regiones Noreste, Sureste, la cordillera Central y la zona fronteriza.

El informe de la tarde de ayer precisa que los acumulados de precipitaciones que se esperan todavía son considerables para que los suelos se mantengan húmedos y siga creciendo el caudal de los ríos, arroyos y cañadas.

Alertas
El Centro de Operciones de Emergencia (COE) mantiene en alerta roja las provincias Duarte (En especial Bajo Yuna), San Cristóbal, La Vega (en especial Jarabacoa) y Sánchez Ramírez. El director del COE, general Juan Mnuel Méndez, informó que en alerta amarilla hay 15 provincias y otras ocho están en verde.

En amarilla están Barahona, Monte Plata, Monseñor Nouel, San José de Ocoa, María Trinidad Sánchez, Espaillat, Samaná, El Gran Santo Domingo, El Seibo, La Altagracia, Hato Mayor, San Pedro Macorís y Santiago.

En tanto que en verde continúan Elías Piña, Dajabón, Puerto Plata, Azua, Valverde, La Romana, Hermanas Mirabal, Monte Cristi y San Juan de la Maguana.

Los organismos de protección civil han desplazado 10,285 personas por las inundaciones, de las cuales 171 están en albergues oficiales.

El COE informó que 2,057 viviendas han resultado afectadas por las lluvias y 14 destruidas. Además, 59 comunidades están aisladas y 34 acueductos afectados. También que 14 puentes y 24 carreteras están afectadas.

Share.

Leave A Reply